EUROPA PRESS

4 marzo 2019

 

La apnea del sueño puede estar vinculada a niveles más altos de un biomarcador de Alzheimer en el cerebro

 

Las personas a las que un compañero de cama ha visto que han dejado de respirar durante el sueño pueden tener mayores acumulaciones de un biomarcador de la enfermedad de Alzheimer llamado tau en un área del cerebro que ayuda con la memoria, según un estudio preliminar hecho público en la 71ª reunión anual de la Academia Americana de Neurología, que se celebra en Filadelfia, en Estados Unidos, del 4 al 10 de.

 

La apnea obstructiva del sueño es una enfermedad que involucra eventos frecuentes de interrupción de la respiración durante el sueño, aunque la apnea también puede ser un evento único de respiración pausada durante el sueño. La tau, una proteína que forma enredos, se encuentra en el cerebro de las personas con patología de Alzheimer.

 

"Una persona normalmente tiene menos de cinco episodios de apnea por hora durante el sueño, dice el autor del estudio Diego Z. Carvalho, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, en Estados Unidos, y miembro de la Academia Americana de Neurología. Los compañeros de cama tienen más probabilidades de notar estos episodios cuando las personas dejan de respirar varias veces por hora durante el sueño, lo que aumenta la preocupación por la apnea obstructiva del sueño".

 

"Investigaciones recientes han relacionado la apnea del sueño con un mayor riesgo de demencia, por lo que nuestro estudio trató de investigar si la observación apneas durante el sueño puede estar relacionado con la deposición de proteína tau en el cerebro", explica. El estudio involucró a 288 personas de 65 años de edad y mayores que no tenían deterioro cognitivo. Se les preguntó a los compañeros de cama si habían presenciado episodios de paro respiratorio durante el sueño.

 

Las personas con apnea tienen un 4,5 por ciento más de tau

Los participantes se sometieron a exploraciones cerebrales de tomografía por emisión de positrones (TEP) para detectar la acumulación de enredos tau en el área de la corteza entorrinal del cerebro, un área del cerebro en el lóbulo temporal que es más probable que acumule tau que otras áreas. Esta área del cerebro ayuda a gestionar la memoria, la navegación y la percepción del tiempo.

 

Los investigadores identificaron a 43 participantes, el 15 por ciento del grupo de estudio, cuyos compañeros de cama presenciaron apneas cuando estaban durmiendo. Los científicos encontraron que los que tenían apneas presentaban en promedio un 4,5 por ciento más niveles de tau en la corteza entorrinal que los que no tenían apneas, después de controlar varios otros factores que podrían afectar a los niveles de tau en el cerebro, como la edad, el sexo y la educación, los factores de riesgo cardiovascular y otras afecciones del sueño.

 

"Nuestros resultados de investigación aumentan la posibilidad de que la apnea del sueño afecte la acumulación de tau, dice Carvalho. Pero también es posible que niveles más altos de tau en otras regiones predispongan a una persona a la apnea del sueño, por lo que ahora se necesitan estudios más prolongados para resolver este problema del huevo y la gallina".

 

Las limitaciones del estudio incluyeron su tamaño de muestra relativamente pequeño y la naturaleza preliminar del estudio que requiere una validación futura. Otra limitación importante fue la falta de estudios sobre el sueño para confirmar la presencia y la gravedad de la apnea del sueño y la falta de información sobre si los participantes ya estaban recibiendo tratamiento para la apnea del sueño.